Inteligencia emocional.

inteligencia-emocional-11-vision-y-coaching

Tener inteligencia emocional nos da  una vida  menos complicada, ya que nos ayuda a relacionarnos mejor con las personas, el ambiente que nos rodea y con nosotros mismos.

Las personas inteligentes emocionalmente, tienen mejores relaciones de pareja, con la familia, y con la sociedad. Normalmente tienen buenos puestos de trabajo,  son personas confiables y saben superar mejor las crisis.

Ser emocionalmente inteligentes no significa precisamente ser el más dotado en inteligencia, sino  más bien  ser conscientes de nuestras emociones en todo momento y saber controlarlas. Conocer cada una de nuestras emociones y como dejar fluirlas nos ayuda a decidir nuestras reacciones ante cualquier hecho.

Enojarse con alguien o por algo, le pasa a todo el mundo, pero el saber con quién enojarse, como  expresar ese enojo y elegir el momento adecuado para hacerlo, no todos lo logran.

Las personas que no manejan sus emociones, normalmente nunca prestan atención a ellas. Son personas que ignoran cualquier sentimiento o emoción y siguen su vida a  modo pensamiento, guiándose a todo lo que su mente le dicta, hasta que un día, sus emociones y sentimientos explotan en el momento equivocado y de la forma equivocada. Usualmente se los trata  de débiles y sensibles,  en otras ocasiones histéricos y agresivos, son personas en quien no se puede confiar al 100% por que no se sabe nunca reaccionarán.

Normalmente estas personas utilizan estas reacciones como método de defensa e intimidación. Y muchas de ellas luego se arrepienten y se avergüenzan de sus reacciones.

Es verdad que muchas personas ya nacen con cierto control sobre sus emociones más que otras, y lo aplican a lo largo de su vida, pero eso no significa que el resto no lo pueda lograr. Según los expertos la inteligencia emocional es una habilidad que se aprende e incrementar día a día si así  nos lo proponemos y trabajamos en ello.

Conocer nuestras emociones y dejarlas  fluir gradualmente es la clave.

El primer paso es reconocer que la forma que reaccionamos ante ciertas situaciones nos perjudica, tanto a nivel personal, social y profesional.

Segundo paso, decidir trabajar para cambiar esta situación y creer que podremos lograrlo, somos dueños de nuestro cuerpo, nuestra mente y nuestras emociones, nosotros decidimos que hacer con todo esto.

Tercer paso, elegir la forma de trabajar con estas empciones, conociéndolas y diferenciandolas, una de las mejores formas de conocernos es por medio de la  meditación y cuando me refiero a meditar no significa necesariamente, vestirse con una ropa especial, sentarse de piernas cruzadas y mantener la posición “zazen”. Cuando decidamos hacerlo basta con  detenernos un momento en el día, sea en el lugar en donde estemos, y concentrarnos en nosotros mismos, no pensar, solo prestarle atención a lo que sentimos hasta llegar a cada emoción.

Dejar que los sentimientos fluyan, identificarlos y saber porque están allí. Darle el verdadero nombre a esa emoción y  la razón del porque está en nosotros , nos ayudará a decidir qué hacer con ella y cuando sacarla de nuestro ser.

Una vez siendo conscientes de estas emociones  debemos liberarlas.Hacer ejercicios físicos, como correr o bailar es una muy buena forma de liberar el estrés y las emociones negativas.

Relajarse, salir a dar un paseo, leer un libro, ayuda a ponernos en contacto con nosotros  y a dejar fluir las emociones.

Mantener pensamientos positivos sobre nosotros y trabajar en la autoconfianza. No tener miedo a nuestras reacciones ni aislarnos, porque una vez que tengamos control sobre nuestras emociones sabremos cómo manejarlas y como reaccionar.

Por último y algo importante es desarrollar la  empatía hacia los demás, esto significa percibir los sentimientos de otras personas, y adelantarnos a sus reacciones. Esto nos dará mucha ventaja en reuniones de trabajo , con amigos  en la familia, mejorará gratamente nuestras relaciones sociales.

Todo está en nosotros, en nuestra fuerza de voluntad.

Cada logro a nivel personal es un avance a la evolución de  nuestro ser , al que debemos llegar.

Acerca de Diana

Mi nombre es Diana Almada. Soy de Paraguay. Estudié Ciencias Contables y Administración de Empresas. Me gusta leer, escribir, escuchar buena música y compartir con amistades. Visita mi blog, te prometo encontraras algo de tu interés. =) Saludos.
Esta entrada fue publicada en Superación personal, Vida Sana y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s